martes, 23 de mayo de 2006

SIGUE INTENTANDOLO!!!

Cuando tenía 9 años su madre lo llevó por una oreja a inscribirse en la liga de pelota del barrio, no quería que fuera un vago vicioso como los que ya empezaban a surgir. La pelota no le gustaba mucho, eso fue al principio, luego se convirtió en una fiebre que crecía mientras más la practicaba… Un sueño de pronto se posó en su mente: “seré pelotero algún día…”

En esa liga pasaba la mayor parte del tiempo, la otra, estudiando. Su madre, con mucho sacrificio, quería que sólo estuviera en eso… No quería oír reclamaciones como las de su hijo mayor: “no llegué en la pelota porque me pusiste a trabajar”. Y vaya que era bueno. Una vez lo vi batear un cañonazo de hit y correr como un cohete y llegar a segunda antes de que pudieran atrapar la pelota. Su hermano mayor no llegó pero pensó: “yo sí llegaré”.

Su fiebre era tal que el último día que vio a su padre, a la edad de 13 años, fue en el Estadio Quisqueya, en un juego Licey Vs. Aguilas. Le dijo: “espérame aquí, ya vuelvo”… Duro fue para él irse esa noche, a pie del Quisqueya a Herrera. Aún hoy no se sabe qué fue de su padre… desapareció. Yo pensé que luego de esto no querría saber más de pelota en su vida. No fue así… se aferró más a ella.

Siguió esforzándose y cuando al fin pudo entrar en el RBI pensó: “ya estoy más cerca de mi firma”. Había 4 equipos. Un día me dijo: “El equipo que me tocó es una mierda pero me destaco porque ahí soy el que da los hits y los jonrones, por lo menos mis números están bien”. El más alto average y el segundo en jonrones, nada mal.

Se acercaba en final del RBI. Qué alegría, alguien le sopló que había quedado entre los seleccionados, jugarían un torneo en el país, luego si ganaban irían al exterior y de ahí, quién sabe… Ya venía el último juego y ahí le darían la noticia.

Vio con mucho dolor que lo que le habían soplado no se dio. No fue seleccionado. Me dijo con voz entrecortada que ahí seleccionaron por “caritas”, el hijo de fulano, el sobrino de mengano… Se había esforzado tanto!!!

Aún así manito, no te rindas, sigue intentándolo!!! Sé que tienes un plan B por si no lo logras pero prefiero ver tu nombre y tu fotografía en una postalita.




2 comentarios:

Will dijo...

hay que tirar pa alante..hasta que el cuerpo aguante

Remedios Kaseros dijo...

Pa' Lante..!!

Ni Un Paso Atras, Ni Para Cojer Impulso, Ademas Cuando Uno Tropieza y No Se Cae Lo Que Hace Es Que Adelanta Un Paso..!